domingo, 14 de febrero de 2010

El Murcia pierde en Huesca, 1-0

Dicen que cuando uno lo da todo no se le puede reprochar nada. Y hoy el Real Murcia lo dio todo. Desde que Pino Zamorano dio comienzo al choque hasta que decretó el final. Pero el bueno y la casta no nos sirvieron para obtener un resultado positivo ante un rival que se llevó más premio del merecido. Hoy perdimos una batalla, pero seguiremos peleando. La mejoría sigue, aunque nos vengamos de tierras aragoneses con el agrio saber de una derrota inmerecida.

El cuadro dirigido por José González fue un vendaval en los primeros veinte minutos. Si hubiese estado acertado ante la meta de Doblas el partido podía haber quedado visto para sentencia en este tiempo. Con una presión que apenas dejaba salir a los locales de su campo, incluso pasaban apuros para llegar a tres cuartos, los visitantes acosaron la portería oscense. Hubo numerosas llegadas y ocasiones, sobre todo tres clarísimas. La primera fue doble, para Sergio Escudero e Isaac. El remate del primero, tras excelente jugada personal de Natalio, lo sacó un defensa bajo palos, el rechace fue para Isaac y su disparo lo despejó otro zaguero a saque de esquina. Después le tocó el turno a Chando, que se encontró con la madera. Robo de balón de Albiol, gracias a la presión, se la deja al balear y su remate pegó en el palo. La última de este tramo fue para Natalio, cuyo tiro se fue a saque de esquina tras tocar en la defensa.

El rival no existió hasta pasado el ecuador del primer tiempo, pero cuando apareció fue para avisar y matar. En un minuto dos advertencias y el gol. Elía envió a saque de esquina un potente disparo de De La Vega con una gran estirada. Tras el lanzamiento peinó Helguera en el primer palo y Moisés en el segundo estrelló el balón en la madera, siendo despejado de nuevo a corner por la zaga. Se repitió la jugada: peinó Helguera en el primer palo pero ahora no falló Corona que puso el uno a cero en el marcador.

Con desventaja la situación cambió. El choque se convirtió en un correcalles y el gol pudo venir en cualquiera de las dos porterías. Chando fue el que más cerca estuvo para el Real Murcia, con un mano a mano que ganó Doblas. Los contragolpes visitantes hacían daño y Végar, Moisés y Gilvan pudieron batir a Elía.

La segunda parte empezó con una anécdota. El Real Murcia tuvo que cambiar de elástica por orden de Pino Zamorano. Dejamos la negra para ponernos la grana. El colegiado no quería confusiones. El ritmo de partido volvió a ser el mismo que en los primeros minutos, aunque ya las oportunidades no eran tan claras y numerosas. La SD Huesca nutrió el centro del campo de futbolistas y se encerró con uñas y dientes. Además, a la contra seguía haciendo daño. Isaac, el auténtico peligro para la zaga azulgrana, y Rico pudieron igualar o sentenciar. Ni uno ni otro estuvo acertado.

En los minutos finales el Real Murcia encerró a su rival en su propio campo. Capdevila tuvo el gol en dos ocasiones, pero en ambas, en buena posición, sus remates se fueron por encima de la portería. El acoso era tremendo y sólo paraba por las pérdidas de tiempo de los hombres dirigidos por Antonio Calderón, permitidas por Pino Zamorano. El colegiado estuvo mal durante todo el encuentro, sobre todo en la recta final. Cuando había dudas, no se complicaba, barría para casa. La artimaña de los aragoneses de perder tiempo la pagó con José González, al que expulsó porque el técnico grana le dijo: “árbitro, el tiempo”. Peor fue la jugada del último minuto. Con el balón en juego se produce una agresión en el área de la SD Huesca, el colegiado la vio, se fue a por el defensa local, lo expulsó… pero ¡no pitó penalti!

Ver para creer lo que sucedió en Huesca. El Real Murcia fue claramente superior al rival pero se vino de vacío. Lo positivo, que el equipo sigue creciendo en el aspecto de bloque, de juego y se sigue dejando la piel en el terreno de juego. En esta línea debemos seguir y así saldremos adelante más pronto que tarde.

Huesca: Doblas; De la Vega, Corona, Dorado, Juanma; Helguera, Camacho; Mikel Rico, José Vegar (Sastre, min.63), Gilvan (Gallardo, min.75); y Moisés (Rubiato, min.75).

Real Murcia: Elía; Albiol, Iñaki Bea, Sergio Fernández (Mario Rosas, min.68), Sergio Escudero; Bruno, Mejía, Isaac, Pedro (Capdevila, min.68); Natalio y Chando (Kike García, min.78).

Goles: 1-0. min.26. Corona.

Árbitro: Pino Zamorano, del C. Castellano-Manchego. Expulsó, con roja directa al oscense Dorado (min.94). También expulsó al entrenador del Murcia, José Manuel González (min.76). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Helguera y Juanma y a los visitantes Mejía, Pedro y Mario Rosas.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 24 disputado en el estadio de El Alcoraz ante 4.000 espectadores.



Fuente:
Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada