jueves, 5 de marzo de 2015

Iván Crespo nivela la batalla

Los porteros de fútbol ya no tienen la garantía de jugar siempre. Cada vez son más los entrenadores que apuestan por las rotaciones. Uno de ellos es José Manuel Aira. Desde que comenzó la temporada ha dejado claro que no tiene un meta titular, alternando en el arco murcianista tanto a Fernando, que comenzó con la ventaja de haber hecho la pretemporada desde el principio, como a Iván Crespo, que poco a poco se ha afianzado en un equipo en el que no está desentonando.

De hecho, el santanderino, que ha visto como con la entrada de 2015 han cambiado las tornas, se ha convertido en el portero titular de José Manuel Aira en la segunda vuelta, encadenando ocho encuentros seguidos, lo que le está permitiendo despejar algunas dudas que surgieron en los pocos minutos de los que disfrutó en el inicio liguero.

Aunque Fernando sigue ganando en minutos, la lucha entre ambos jugadores en lo que a números se refiere está más que reñida, e incluso en este momento Iván Crespo mejora al murciano en la media de goles encajados.

Así, después de 27 jornadas disputadas, Fernando ha encajado doce goles en 1.440 minutos, lo que significa una media general de un gol cada 120 minutos. Por su parte, Iván Crespo ha sacado seis veces el balón de su portería en los 990 minutos que lleva hasta ahora, recibiendo un gol cada 165 minutos. Lo que está desequilibrando esa balanza son los cuatro goles que recibió el canterano murcianista en el Carlos Tartiere frente al Oviedo, único choque de la campaña en la que los de Aira han recibido más de un tanto.

El rendimiento de ambos, que también se están beneficiando de la solvencia defensiva de jugadores como Jaume Sobregrau y David Prieto, está dando la razón a un José Manuel Aira que desde que se inició el campeonato ha dejado claro que ni los futbolistas de campo ni los porteros se podían relajar, ya que en el Real Murcia nadie tiene el puesto asegurado. El hecho de que Iván Crespo, primero, y Fernando, después, hayan tenido que parar por lesión también ha provocado que la filosofía de José Manuel Aira salga reforzada. El primero en entrar en la enfermería fue el santanderino, quien, después de jugar su tercer encuentro como portero del Real Murcia, tuvo que quedarse varias semanas fuera de la convocatoria al sufrir una fisura en el cuarto metacarpiano de la mano izquierda. A principios de febrero fue a Fernando a quien una lesión le impedía seguir poniéndole las cosas difíciles a Crespo. El murciano volvía a la convocatoria para el choque del pasado sábado frente al Astorga después de tres jornadas de ausencia.

El domingo en Nueva Condomina, si Iván Crespo conserva la titularidad, el santanderino superará a Fernando en partidos consecutivos en el once. Y es que hasta el momento, tanto uno como otro están igualados a ocho partidos. El murciano los encadenó de la jornada 12 a la 19, mientras que el cántabro lleva desde la jornada 20 (comienzo de la segunda vuelta) sin sentarse en el banquillo.

Fuente: La Opinión

miércoles, 4 de marzo de 2015

David Prieto: «El equipo está creciendo día a día»

El Real Murcia se ejercitó en la mañana de este miércoles en las instalaciones de Cobatillas de cara al choque de este domingo ante el Zamora CF. A la conclusión de la sesión David Prieto acudió a sala de prensa, donde se mostró “contento” por la victoria de la pasada jornada en Astorga y reconoció que dicho triunfo “da tranquilidad para afrontar el partido de casa”. Para el central, “era importante no encadenar dos resultados negativos sobre todo en este momento del campeonato”.

Prieto declaró que “estamos intentando acercarnos al Real Oviedo y despegarnos de los que vienen por detrás” pero que “no hay que obsesionarse” con la diferencia respecto a los asturianos. Cree que “hay que seguir la misma línea e ir sumando todas las semanas”. Una de las claves para el andaluz es que “mirar hacia arriba hace que te despegues de los que te siguen, que ganes en confianza”.

Los últimos siete encuentros han deparado seis victorias y esto es porque “el equipo está creciendo en el día a día. Hemos mejorada mucho y así debemos seguir”. El siguiente paso es el Zamora CF en Nueva Condomina, un escenario “que motiva más” a los oponentes y que hace que Prieto no recuerde “un equipo que haya estado mal” en el feudo murcianista. El objetivo, “resarcirnos de la derrota ante el Coruxo FC con un buen partido y los tres puntos”.



Fuente: Real Murcia

Acciari, sancionado con un partido

El Comité de Competición ha dado a conocer las sanciones para la próxima jornada, en la que el Real Murcia jugará en Nueva Condomina frente al Zamora CF. Para dicho encuentro José Manuel Aira no podrá contar con José Luis Acciari, que ha sido castigado con un partido por su expulsión ante el Atlético Astorga.

Además, informar que hay cuatro jugadores del cuadro grana apercibidos de sanción. Es el caso de Armando, Gerard Oliva, Javi Flores y Rubén Sánchez.

Fuente: Real Murcia

CD Tropezón - Real Murcia, domingo 15 de marzo a las 17:00

El partido correspondiente a la jornada 29 del Grupo I de Segunda División B que enfrentará al CD Tropezón y al Real Murcia se disputará el domingo 15 de marzo, a las 17:00 horas en el Municipal de Santa Ana de Torrelavega.

La poca fiabilidad en casa es lo que separa a los granas del liderato

El Real Murcia tiene un sueño: alcanzar al Oviedo en las últimas once jornadas de la liga regular y acabar la primera fase de la competición como líder. Los de Aira conseguirían así medio ascenso a Segunda, ya que solo tendrían que sobrepasar una eliminatoria para llegar al fútbol profesional. Pero para ello, el equipo grana tendrá que corregir conductas que le impiden ser el mejor del grupo I de Segunda B. Aunque fuera de casa es un equipo brillante y ha obtenido 28 puntos, cuatro más que el Oviedo, en la Nueva Condomina necesita mejorar para aspirar a ser el mejor del grupo a mediados del mes de mayo.

En casa el Real Murcia ha ganado 8 partidos, ha empatado dos (contra el Guijuelo y contra el Burgos) y ha perdido tres (contra el Logroñés, el Celta B y el Coruxo). En total ha dejado escapar de su estadio 13 puntos. De los equipos que están en lo más alto de la clasificación, es el conjunto que menos fiable se muestra ante su público. Ha obtenido 26 puntos, nueve menos que el Oviedo, que ha cosechado 35 puntos en el Tartiere después de ceder dos empates y una derrota. El resto de equipos que ocupan puesto de 'playoff' también son mejores en sus estadios que el Real Murcia. El Racing de Ferrol ha sacado 31 puntos de A Malata, el Guijuelo ha conseguido 30 en el su estadio municipal y el Logroñés ha cosechado esta temporada 29 puntos en Las Gaunas, tres más que el equipo murciano en el feudo grana.

El conjunto de José Manuel Aira tiene a su favor que de los once partidos que restan para acabar la primera fase de la competición, seis de ellos se van a jugar ante su público. Si cambia la tendencia de esta temporada y no deja escapar puntos de la Nueva Condomina, tendrá posibilidades de ser líder. Lo peor es el nivel de los equipos que tiene que recibir. El Oviedo, primero en la clasificación; la Cultural Leonesa, sexto; y el Compostela, séptimo, tienen que viajar hasta Murcia antes de que a mediados de mayo termine la liga regular. Además, el Valladolid (octavo), el Avilés (decimosegundo) y el Zamora (decimoquinto), también tienen que visitar la Nueva Condomina. La dificultad de los rivales queda demostrada en que de los seis que tienen que visitar Murcia, tres ya han ganado al equipo de Aira (Oviedo, Avilés y Cultural), y el Compostela de Iñaki Alonso le sacó un punto en San Lázaro.

De las visitas que aún tiene que hacer el Murcia a otros equipos del grupo I, sobresale por encima de las demás la que hará al Guijuelo, equipo que actualmente es tercero. El resto de campos que visitarán los granas son de un perfil bajo. La primera, tras recibir al Zamora, será la del Tropezón (decimoctavo), antes de visitar al Somozas (décimo), Sporting B (decimoséptimo) y Burgos (decimocuarto).

Precisamente, el Real Murcia ha demostrado su fiabilidad lejos de su estadio. Pese a los largos desplazamientos y los viajes interminables hacia el norte de España, el equipo de Aira es el mejor a domicilio. De hecho, de sus 14 partidos como visitante, ganó en nueve y empató en uno. El Oviedo es peor en este sentido, ya que solo ha ganado 24 puntos lejos del Carlos Tartiere, cuatro menos que el Real Murcia. El calendario favorece al equipo grana para seguir siendo el mejor al final de la liga regular.

El Zamora maniató al líder
El Zamora, próximo rival de los granas en la Nueva Condomina, está cerca de los puestos de descenso. Aventaja en un punto al Astorga, equipo que ocupa el puesto de promoción, y ha cosechado seis derrotas consecutivas en sus seis últimas salidas. No obstante, el equipo de Roberto Aguirre, exentrenador del Lorca, ha ganado cuatro partidos fuera de casa, uno de ellos ante el Oviedo en el Tartiere. También venció a El Ferrol, otro equipo de 'playoff', el Astorga y el Coruxo.

Fuente: La Verdad

El dinero no da la felicidad

Después del descenso administrativo a Segunda B y los enormes problemas económicos del Real Murcia, un aficionado se preguntaba en un foro que cómo era posible que el club tuviese una deuda que rondaría los 40 millones de euros. La respuesta es más que sencilla, la entidad murcianista ha gastado más que ha ingresado. Y es que, quitando la pasada temporada, Jesús Samper se ha caracterizado por ser un presidente más generoso que austero, lo que no se ha visto reflejado en los resultados deportivos. «Muchas veces, como queremos el bien del Real Murcia, somos capaces de gastar lo que no tenemos. Yo he utilizado ese camino y me he equivocado». La frase, pronunciada hace unos meses por el propio empresario madrileño en una entrevista con este diario, no puede definir mejor por qué se ha llegado a la situación actual.

Solo hay que tener en cuenta que el Real Murcia desde que puso sus ojos en el ascenso a Primera División allá por la temporada 2001-2002, primera de Samper como presidente, se ha gastado 89.154.703 de euros en sueldos de jugadores de la primera plantilla. Una cifra que en ningún caso incluye las enormes comisiones que se movían alrededor de los fichajes ni los traspasos que en bastantes ocasiones se han tenido que pagar a los clubes de origen de los futbolistas y que la entidad tiene su tope en los cinco millones que se desembolsaron en 2007 al Celta por Fernando Baiano, uno de los grandes fiascos de la historia de la institución murciana.

Nada más aterrizar en Murcia, Jesús Samper se encargó de que el club grana además de en lo deportivo también fuese el ´Rey de Segunda´ en lo económico. De ahí que, durante muchas temporadas, pocos jugadores rechazasen las ofertas que les llegaban de la capital del Segura. En la mayoría de los casos lo de menos era la historia de la institución, lo que realmente les llevaba a dar el ´sí´ tan rápido eran las cifras incluidas en sus contratos. Cantidades que pocos clubes de la categoría podían ofrecer. Sin embargo, esa generosidad de Jesús Samper, siempre mal aconsejado por directores deportivos y secretarios técnicos que en muchos casos anteponían su interés y el cobro de suculentas comisiones a las necesidades del Real Murcia, apenas ha dado el resultado que se debía esperar.

Después de un ascenso ´sorpresa´ con David Vidal en el banquillo y una temporada en Primera decepcionante en lo deportivo aunque aceptable en lo económico (se cerró el ejercicio con beneficios), el máximo accionista grana, cuyo principal defecto ha sido no dirigir al Murcia como una verdadera empresa, consideró que el camino más fácil para conseguir los objetivos marcados era tirar de chequera, sin preocuparse de dónde iba a parar el dinero. Hay que remontarse a la campaña 2006-2007, en la que se acometió el traslado a Nueva Condomina, para encontrar el comienzo de todos los males del Real Murcia. Aunque se consiguió un ascenso celebrado por todos, incluidos los políticos que ahora reniegan del club murcianista, el coste fue demasiado alto. Solo en sueldos de la primera plantilla y cuerpo técnico, Jesús Samper tuvo que desembolsar 10,5 millones de euros. Y es que en aquel equipo había fichas inimaginables a día de hoy. Antoñito lideraba la lista de mejor pagados posiblemente de toda la categoría. El sevillano, que luego no entró en los planes para el proyecto de Primera, percibió cerca de 600.000 euros por esa campaña, en la que nunca logró deslumbrar a la afición. Con salarios similares estaban futbolistas como Notario, Aranda, que tampoco continuó en la máxima categoría, o Iván Alonso, cuya ficha en Primera llegó a alcanzar los 800.000 euros. En un escalón más para atrás está el caso de Alejandro Marañón, quien ganaba 300.000 euros, pese a que lo único que sus defensores podían destacar de él era su gran capacidad para hacer vestuario.

Si en Segunda se tiró la casa por la ventana, en Primera las cantidades se duplicaron hasta el punto de que solo en nóminas Jesús Samper ´pagó´ 17,5 millones de euros. En el banquillo, Lucas Alcaraz pasó a duplicar directamente su sueldo, superando el millón de euros; mientras que en el terreno de juego el mejor pagado era Fernando Baiano, quien tenía una ficha de 1,8 millones, la más alta en la historia del club centenario. José María Movilla se llevó ese curso 1,2 millones. Un gran porcentaje de la suma total fue a parar al convenio de acreedores, ya sea porque se adeuda a los propios futbolistas o porque está pendiente de pago a la Liga, que tras el descenso dio un préstamo al Real Murcia para que pudiese asumir lo prometido, ayuda que tampoco ha sido devuelta hasta el momento.

Nadie recordaría ese dispendio si el Real Murcia no hubiese descendido a Segunda esa misma campaña, pero ni Lucas Alcaraz ni Javier Clemente, que cogería las riendas del equipo para intentar la salvación, fueron capaces de evitar la caída. La diferencia de este con el anterior descenso, es que mientras que el ejercicio 03-04 se cerró con superávit, lo que hizo que no repercutiese en las arcas del club, en este caso las pérdidas fueron millonarias, arrastrándose incluso a la campaña siguiente, la 2008-2009, en la que la plantilla que militó en Segunda y que no obtuvo la tranquilidad de la salvación hasta las últimas jornadas tuvo un coste de más de 12 millones.

El descenso a Segunda B de la campaña 2009-2010 no marcaría el punto de inflexión que Jesús Samper prometió. Pese a que muchos a día de hoy siguen calificando de «modesto» el proyecto de Iñaki Alonso para volver al fútbol profesional, lo cierto es que los números dicen otra cosa. Aquella plantilla, en la que se mantuvieron jugadores como Albiol, Óscar Sánchez, Alberto Cifuentes o Chando, tuvo un coste de 3,5 millones de euros. Mientras que el equipo del año siguiente, en el que el de Durango, que renovó su contrato por dos temporadas –se llevó 400.000 euros pese a ser despedido tras el primer curso–, estuvo a punto de descender. Y eso que manejó una plantilla de casi cinco millones, siendo Chando el mejor pagado (300.000 euros). Pese a la inversión, nunca reconocida por Iñaki Alonso, quien se empeñó en vender la permanencia como objetivo, los granas se salvaron sobre la bocina. Algo que ni Siviero ni Onésimo lograron un curso después –el equipo solo se mantuvo por el descenso administrativo del Guadalajara–, en otra temporada nefasta en lo económico y que, por fin, significó que Jesús Samper, después de ver el rendimiento de futbolistas como Sutil (300.000 € de ficha), Catalá, Nafti y compañía, se quitase la venda y entendiese que el dinero no da la felicidad. La confirmación llegó el curso pasado. Velázquez y su plantilla, con sueldos adaptados a la realidad económica y de la propia categoría, supusieron para el club un coste de 2,1 millones de euros. A lo que contribuyó también la decisión de los servicios jurídicos del club de ejecutar la cláusula incluida en el contrato de seis jugadores, la mayoría apuestas personales de un Chuti Molina que apenas dejó luces en sus tres años en Murcia, en la que se estipulaba que si se descendía quedarían libres. El golpe de mano, respaldado en los tribunales, permitió a la entidad ahorrarse algo más de 1 millón de euros.

Fuente: La Opinión

martes, 3 de marzo de 2015

El Juvenil A, único protagonista tras el parón del fútbol regional

En la noche del pasado lunes se llevó a cabo en la sede de la Federación Murciana de Fútbol una Asamblea en la que se decidió parar la competición en Tercera División y en las demás competiciones de la Región. Por tanto, el próximo fin de semana los equipos que forman parte de las categorías inferiores del Real Murcia CF SAD no disputarán sus partidos, a excepción del Juvenil A.

El conjunto de División de Honor se desplazará a Valencia para medirse al Levante UD en un duelo en el que los grana intentarán conseguir los tres puntos para recortar distancias con su oponente y pelear en la recta final del campeonato por la tercera posición.

Fuente: Real Murcia