sábado, 15 de mayo de 2010

El Villarreal B saca un empate 'in extremis' de Nueva Condomina, 2-2

Mismo pecado. En el último minuto el Real Murcia vio como se le escapaba la victoria ante un rival que recibió ese punto como un regalo caído del cielo. Como ocurriese frente al CD Castellón, los tres puntos estaban en nuestro casillero pero la injusticia, la ingratitud de este deporte se volvió a cebar con el cuadro de la capital del Segura. La mala suerte se instaló en Nueva Condomina y no sólo en el resultado ya que también salieron lesionados Chando y Pereyra.

El inicio de partido fue vibrante, con un Real Murcia que pronto se fue a batir la meta defendida por Flor. Así, en apenas un minuto hubo dos acercamientos al área amarilla. Chando no pudo marcar ante sus ex compañeros al no llegar al centro de Capdevila. Un minuto más tarde vino el primer tanto. Córner sacado en corto por Capdevila para Chando, devolución del balear y el centro no lo atajó el cancerbero, quedando el balón suelto. Pereyra aprovechó el error y nos adelantó en el marcador. Con ventaja el equipo no se encerró, buscó el segundo aún dando el balón a los amarillos. El filial tuvo el esférico pero no creaban peligro, que era patrimonio local. Los pupilos de José González hicieron el segundo pero Ceballos Silva lo anuló por fuera de juego.

A la media hora se vivía un partido tranquilo, nada hacia peligrar la victoria. Estábamos bien plantados atrás, sin pasar apuros. Alberto no tenía trabajo, sólo intervino con un disparo lejano de Matilla que atajó sin mayores problemas. Pero en un minuto, de nuevo revolución. Ceballos Silva señaló un discutido penalti sobre Montero de Sergio Fernández, al que además amonestó. La película siguió al tener que repetir Marco Ruben su lanzamiento. En el segundo le acertó el sitio Alberto pero su despeje lo aprovechó el ariete argentino para hacer la igualada. La tensión se trasladó al césped, con un Real Murcia enrabietado y una grada que se vino arriba ante las decisiones del colegiado. Apenas cinco minutos después se produjo una pena máxima a favor del Real Murcia por mano de Costa. Albiol cogió el balón, alentado por la grada y…gol! La grada lo festejaba por todo lo alto pero había que repetir… El testigo lo cogió Sergio Escudero y de nuevo el balón besó la red, con el estallido del público.

La segunda mitad fue larga, muy larga. En los primeros compases de este periodo los grana tuvieron opciones para ampliar la diferencia, pero no se estuvo acertado. El remate de Natalio, en buena posición dentro del área, lo detuvo sin problemas Flor. La de Capdevila fue un disparo tras un balón suelto que se marchó fuera. El balón era del equipo visitante pero no gozaban de claridad en ataque. Mucho toque pero sin precisión en los metros finales. Así desde el inicio hasta el final. En su única llegada, en el último minuto, Joan Tomás puso el 2-2 definitivo.

Sucumbió Nueva Condomina y los jugadores estaban hundidos. Pero en el descuento se sacaron fuerzas de donde no había y se puso cerco al área rival. Hubo dos ocasiones, en una el balón se paseó por el área chica sin que nadie lo enviara a gol y en la última un disparo desde fuera de Aquino se marchó desviado. El pitido final sonó más que nunca en el estadio. Pero no queda otra, hay que seguir luchando.

REAL MURCIA:Alberto Cifuentes; De Coz, Iñaki Bea, Sergio Fernández, Sergio Escudero; Álvaro Mejía, Pereyra (Bruno, m.52), Miguel Albiol, Capdevila; Natalio (Kike, m.80) y Chando (Aquino, m.46).
VILLARREAL B: Vicente Flor; Costa, Kiko, Catalá, Joan Oriol, Marcos Gullón, Matilla, Gerard Bordás (Hernán Pérez, m.84), Cristóbal (Joan Tomás, m.68), Jefferson Montero (Flores, m.77) y Marco Ruben.
GOLES: 1-0, M.4: Pereyra. 1-1, M.32: Marco Ruben. 2-1, M.40: Sergio Escudero, de penalti. 2-2, M. 89: Joan Tomás.
ÁRBITRO: Andrés Manuel Ceballos Silva, del comité extremeño. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Sergio Fernández, Miguel Albiol, Álvaro Mejía y Capdevila y a los visitantes Costa, Catalá y Gerard Bordás.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada de la Liga de Segunda División que se disputó en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante 11.208 espectadores.



Fuente:
Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada