domingo, 2 de mayo de 2010

El Real Murcia empata con el Castellón, 1-1

Un silencio enorme, brutal. Fue lo que predominó en Nueva Condomina durante unos escasos segundos, que se hicieron eternos. Ulloa, con su gol, calló a un estadio que vibraba con su equipo, que veía cerca la posibilidad de conseguir un doble objetivo: salir del descenso y tener una diferencia de puntos respecto al mismo. Pero el maldito tanto del ariete argentino sólo nos permite cumplir la primera mitad, que tampoco está mal. El Real Murcia, con este punto, sale fuera de los cuatro últimos puestos pero queda igualado con la UD Salamanca, al que tenemos ganado el gol-average. Como reza el titular, nos queda ese consuelo.

Los dos equipos se jugaban mucho en este partido y ninguno consiguió lo que deseaba, la victoria. Quizás por la importancia del envite el choque careció de vistosidad. El cuadro local era el dominador del esférico pero sin crear peligro claro ante Lledó. Lo más destacado fue un posible penalti sobre Chando al poco del inicio, pero el colegiado canario Pérez Riverol no señaló la pena máxima. La opción más clara fue para los visitantes, que a la contra intentaban hacer daño. Mareñá, con un disparo colocado, pudo adelantar a los visitantes.

La segunda mitad comenzó movida, pero no en jugadas de gol. Bruno fue expulsado por doble amarilla y los viejos fantasmas de Albacete pasaban por la cabeza de más de uno. No fue así. Es más, el equipo mejoró jugando en inferioridad, con la presencia de Albiol, un comodín que ayudó a Mejía en el centro del campo y a De Coz por la banda derecha. Natalio tuvo el 1-0 pero Lledó venció el mano a mano. A falta de quince minutos, en una jugada de varios rechaces, Mejía envió el balón a la red con un disparo desde fuera del área.

Con ventaja en el marcador Nueva Condomina se vino arriba. El equipo era prácticamente impenetrable, con una gran actividad defensiva. Pero en la recta final Ulloa nos rompió. Centro medido desde la derecha y testarazo del ariete argentino. En la última acción Natalio pudo hacer el segundo pero su tiro cruzado se fue rozando la madera.

Como decíamos, nos queda el alivio de no vernos una semana más en la zona roja. Al menos estamos fuera del descenso. Ahora hay que defender esa posición con uñas y dientes.

REAL MURCIA: Alberto Cifuentes; De Coz, Iñaki Bea, Sergio Fernández, Sergio Escudero; Álvaro Mejía, Bruno, Isaac jové (Miguel Albiol, m.54), Pedro (Capdevila, m.46); Natalio y Chando (Kike, m.69).
CD CASTELLÓN: Lledó; Pedro Hernández, Xisco Campos, Pol, Baigorri; Dani Pendín, Mantecón, Palanca (David Silva, m.51), Rafita (Guzmán, m.77); Mareñá (Guerra, m.61) y Ulloa.
GOLES: 1-0. M.74: Álvaro Mejía. 1-1. M.88: Ulloa.
ÁRBITRO: Antonio Pérez Riverol, del comité tinerfeño. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Sergio Escudero y por dos veces a Bruno, quien fue expulsado en el minuto 50, y a los visitantes Pedro, Pendín y Guerra.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de la Liga en Segunda División que se disputó en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante unos 8.000 espectadores.



Fuente: Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada