domingo, 30 de mayo de 2010

El Real Murcia vence al Celta de Vigo por 4-1

El primer paso, y quizás el más importante, está dado. La victoria en Nueva Condomina ante el RC Celta de Vigo era fundamental para mantener las esperanzas en la heroica, en salvar la categoría. Y el Real Murcia lo consiguió, se deshizo del equipo gallego en un encuentro en el que obtuvo una buena nota, sobre todo gracias a una primera mitad sobresaliente. Los resultados de los rivales en la pelea por la salvación han sido variados, pero la nota positiva es que el conjunto grana ha reducido a la mitad la distancia con la zona de permanencia. En la actualidad, a falta de tres jornadas, estamos a dos puntos de la salvación, marcada por la UD Salamanca, a quien tenemos el gol-average ganado, y por la SD Huesca, con quien lo perdemos.

El partido en sí duró la primera mitad, que acabó con el 3-0 en el marcador. El Real Murcia, sabiendo de la necesidad de la victoria, salió enchufado al choque y pronto marcó el terreno. Así, antes del minuto dos, Chando comenzaba su tarde de protagonista. El balear se aprovechó de una mala cesión de Noguerol a su portero e hizo un sombrero a Joel. El ariete derrochó las ganas de siempre pero hoy sí tuvo la fortuna que no le acompañó en otras tardes. Lo mismo le pasó al equipo, que vio como el RC Celta perdonó en empate en una ocasión en la que Abalo, con la portería para él, mandó el esférico fuera.

Con el susto en el cuerpo vino la 'perlita' de Bruno Herrero. El jerezano sacó su calidad para repetir ante los gallegos. Si la campaña pasada hizo un auténtico golazo a su ex compañero Notario, en esta le tocó el turno al joven Joel. El ‘5’ mandó a la red una falta escorada cuando todos estaban esperando el centro. Con el gran gol del andaluz no se terminó la fiesta, pues Chando volvió a mojar. Fue con una acrobacia al más puro estilo Van Basten. El esférico pegó en el larguero y botó dentro.

La grada en el descanso estaba feliz, pero sabía que quedaban cuarenta y cinco minutos por delante y las desgracias suelen aparecer más de lo debido por Nueva Condomina. Por eso, a pesar de la diferencia, nadie daba el duelo por resuelto y menos con los dos cambios ofensivos introducidos por Eusebio. No es que el RC Celta agobiase, pero tenía la posesión de balón y estaba cerca del área. Por su parte, el Real Murcia salía a la contra con la velocidad de Isaac, también Pedro cuando lo reemplazó, y Capdevila. A ellos se les sumó Aquino. Al canterano hay que darle hoy una palmadita, porque ha hecho lo que todos quizás menos esperan de él. Dani es un jugador de clase, que te decide un partido si tiene el día. Esta tarde se puso el mono de trabajo, bregó, peleó, corrió como el que más. Iba a todas por arriba, se pegó con todos. En los minutos finales no podía más, pero seguía. Su afición, la que el considera como un padre, se lo reconoció y le aplaudió su esfuerzo.

A falta de media hora el RC Celta tuvo su premio, el gol. Fue, como nos ocurrió en Cádiz, en una jugada a balón parado. Tras el tanto de Tuñez hubo un par de acercamientos peligrosos de los visitantes, pero por suerte acabaron en ‘uy’… En el descuento el que tuvo su recompensa a la entrega fue Kike. El ‘niño grande’ de Motilla de Palancar se quitó en un gran peso de encima con un auténtico golazo. Recogió el balón fuera del área y lo mandó al fondo de las mallas con un potente disparo con la derecha.

Por fin una victoria en Nueva Condomina y tranquila. Los jugadores no se fueron del terreno de juego sin despedirse como debía de sus fieles. Todos los futbolistas, incluido los que estaban en el banquillo, salieron al centro del campo para agradecer a su gente el apoyo incondicional mostrado.

REAL MURCIA: Alberto Cifuentes; De Coz, Iñaki Bea, Sergio Fernández, Sergio Escudero; Álvaro Mejía, Bruno, Isaac Jové(Pedro, minuto 63), Capdevila; Dani Aquino y Chando (Kike, minuto 68).
CELTA DE VIGO: Yoel; Vasco Fernandes, Noguerol, Túñez, Roberto Lago; Jonathan Vila (Papadopoulos, minuto 46), Bustos, Trashorras, Michu (Cellerino, minuto 78); Dani Ábalo (Aaron Níguez, minuto 46) e Iago Aspas.
Goles: 1-0. Minuto 1: Chando. 2-0. Minuto 27: Bruno. 3-0. Minuto 39: Chando. 3-1. Minuto 63: Túñez. 4-1. Minuto 92: Kike.
Árbitro: José Ramón Piñeiro Crespo, del comité asturiano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Bruno y Kike y a los visitantes Vasco Fernandes, Bustos y Roberto Lago.
Incidencias: Partido de la trigésimo novena jornada de la Liga Adelante de Segunda división, disputado en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante 9.245 espectadores, lo que supone una de las peores entradas de la temporada. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Pepe Cristo, quien fue futbolista del Real Murcia en la década de los setenta, y de Carlos Valcárcel Mavor, quien fue cronista oficial de la ciudad de Murcia, ambos fallecidos esta semana.



Fuente: Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada