domingo, 21 de febrero de 2010

El Real Murcia vence al Numancia, 1-0

Así merece la pena sufrir, si ganamos la victoria sabe mucho mejor. El Real Murcia supo hacerlo y leer el partido a la perfección. Como premio tuvo la victoria, que lo acerca a la salvación a pesar de que no le acompañaron muchos de los resultados de la tarde de este domingo. Se adelanta al Cádiz CF y nos ponemos a dos del Albacete Balompié, que marca la zona de permanencia. El mensaje de los técnicos y jugadores se está cumpliendo: con sacrificio y trabajo el Real Murcia saldrá del descenso más pronto que tarde.

El choque de hoy era importante para los dos equipos ya que el CD Numancia también tenía mucho en juego. Era una oportunidad de oro para acercarse al tercer clasificado. Por eso preveíamos que quizás los sorianos llevaran el mando del partido, pero todo lo contrario. El inicio sorprendió ya que en los primeros diez minutos el Real Murcia pudo dejar encarrilado el partido. La pareja Chando-Natalio, acompañado por los dos jugadores de banda, Pedro-Isaac, superó con facilidad la adelantada defensa visitante. Arcornada puso a sus zagueros más allá de tres cuartos de su campo, jugando con el peligro de crear manos a manos con el portero.

José González tenía bien aprendida la lección y el Real Murcia no dudó en ir a presionar arriba, aprovechar las pérdidas de balón. El primero en ir a la batalla era Chando y el balear dispuso de dos claras ocasiones en los primeros diez minutos. En la primera estuvo cerca de aprovechar un fallo defensivo pero su disparo pegó en el cuerpo de Navarro, que pudo hacerle penalti en el rechace. Después, falta ejecutada por Bruno, de esas que sólo hace falta empujarlas, y el leve toque del balear se estrelló en la madera. A la tercera fue la vencida. La jugada esperada por todos llegó. Defensa muy atrevida de los visitantes, balón a la espalda y carrera de Natalio cuyo centro lo metió en las redes Chando.

Nos costó pero lo conseguimos. Ahora debíamos tener paciencia y esperar nuestra oportunidad a la contra para sentenciar. El CD Numancia no creó apuros aunque se hizo con el balón. Nunca tuvo las ideas claras y los atacantes del cuadro castellano leonés se vieron siempre superados por la zaga. El mayor peligro en la primera mitad fue un potente disparo lejano de Mario que envió a saque de esquina Elía.

El segundo tiempo se hizo un mundo. Se sufrió de lo lindo pero no por las ocasiones que nos crearon, porque no tuvieron disparos entre los tres palos. Únicamente balones aéreos que Elía atrapaba o despejaban con solvencia Iñaki Bea y Sergio Fernández. Arconada sacó toda su artillería pero no desestabilizó la ordenada defensa del Real Murcia, que comenzaba con la presión de los delanteros. El balón lo tuvieron ellos pero las mejores y únicas ocasiones fueron para los grana. Natalio y Kike nos pudieron dar un final de partido más tranquilo pero nos tocó esperar hasta el final, al momento en el que Elía despejó de puños la falta en nuestra contra.

El pitido de Lizondo Cortés, muy protestado durante toda la tarde, hizo estallar a los más de diez mil fieles que acudieron a Nueva Condomina, que despidieron a los futbolistas con una fuerte ovación y gritos de aliento.

REAL MURCIA: Elía, De Coz, Iñaki Bea, Sergio Fernández, Sergio Escudero, Bruno, Mejía, Isaac (De Coz, 78'), Pedro, Natalio (Kike, 81') y Chando (Capdevila, 55').
C.D. NUMANCIA: Navarro, Flaño, Jaio, Palacios, Balenziaga, Nagore (Goiria, 57'), Dimas, Barkero, Del Pino (Angulo-30' - Iñigo, 71'), Mario y Lago.
GOLES: 1-0. Chando (12').
ÁRBITRO: Lizondo Cortés. Amonestó por el cuadro local a Mejía y Álvaro Campos. Por los los visitantes Flaño e Iñigo. Expulsó, por doble amarilla, a Albiol.
INCIDENCIAS: Nueva Condomina. 10.1040 espectadores.


Fuente: Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada