martes, 10 de noviembre de 2009

El Real Murcia empata en La Coruña (0-0) y cae eliminado en dieciséisavos

Con la cabeza alta. Así sale el Real Murcia de Riazor. A pesar de ser eliminado el conjunto grana ha dado, en el computo global de los dos partidos, una grata impresión ante el Deportivo de La Coruña, al que ha superado en juego en los 180 minutos. Pero la puntería, el acierto ante la meta rival ha sido clave. Lo decíamos en la previa, por juego y ganas teníamos opciones, sólo nos hacia falta mejor puntería, finalizar con éxito las ocasiones. Pero no fue así, no obtuvimos el premio que nos merecíamos. A ello hay que sumar un grave error arbitral de Texeira Vitienes, que nos privó de poder luchar por el pase al no señalar una claro penalti sobre Mejía en el tiempo de descuento. No se pudo igualar el tanteo de Nueva Condomina (0-1) pero la imagen fue notable.

Si alguien pensaba que el Real Murcia ‘pasaba’ de la Copa se estampó desde el primer minuto. Los grana se hicieron dueños del balón, superaron al 'Depor' y crearon peligro en la portería defendida por Manu. La opción más clara fue para Natalio, en el minuto cinco. Fue doble pero el gol no llegó, primero porque no superó al portero gallego en el mano a mano y después porque al hacerse con el rechace, con el cancerbero superado, envió el esférico a la madera. Capdevila, uno de los más destacados, probó fortuna con dos disparos que salieron rozando el poste. La última de esta primera mitad fue para Kike, al que se le fue largo el control cuando se quedó sólo ante Manu. Por cierto, Alberto Cifuentes apenas tuvo trabajo, el Deportivo no tiró a puerta en la primera mitad.

En el segundo periodo la dinámica cambió, aunque pudo ser diferente si Kike, cuando apenas se cumplía el primer minuto, hubiese hecho gol, desde dentro del área, un excelente centro de Capdevila. En el 53’ fue cuando el Deportivo se acercó por primera vez. Fue un remate de cabeza de Ze Castro que se fue al lateral de la red. Después Adrián no acertó con una vaselina sobre Alberto y Sergio erró una pena máxima.

Cuando quedaba poco más de un cuarto de hora el Real Murcia se quedó con diez por la expulsión de Iñaki Bea. El cuadro gallego se las prometía felices pero en la recta final el conjunto grana lo puso en serios aprietos. En un saque de esquina, tras un mal despeje del local Riki, el balón estuvo cerca de introducirse en la portería de Manu. En tiempo de descuento Mejía fue objeto de penalti, pero Teixeira Vitienes no quiso verlo. Balón colgado de Mario, Kike prolonga al segundo palo y el defensa madrileño remató alto tras recibir una patada de Manuel Pablo. Lo más fácil, pitar saque de esquina.

Así acabó nuestra aventura en Copa del Rey, con una injusta eliminación pero de la que tenemos que sacar lo positivo y es que plantamos cara a un Primera División. Hoy volvimos a recuperar las buenas sensaciones. Es el camino a seguir.


Ficha del partido:

RCD La Coruña: Manu, Laure, Piscu, Ze Castro, Angulo (Manuel Pablo, 29’), Sergio, Antonio Tomás, Juan Rodríguez, Pablo Álvarez (Riki, 74’), Valerón y Adrián (Iván Pérez, 85’).

Real Murcia: Alberto, Albiol, Iñaki Bea, Ochoa, Sergio Escudero, Pereyra (Bruno, 67’), Martí, Pedro, Capdevila (Mejía, 78’), Natalio (Mario Rosas, 60’) y Kike.

Árbitro: Teixeira Vitienes. Amonestó a Ochoa y expulsó a Iñaki Bea (min.71)

Fuente: Real Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada