sábado, 18 de mayo de 2019

Ian Mackay: «Lo pasé mal, parecía que esto echaba el cierre»

La mala planificación del Real Murcia tiene un ejemplo claro en la portería. Hasta cuatro guardametas como Simón Ballester, Tanis Marcellán, Alejandro Santomé y Quique Cebriá cuentan con contrato en el equipo grana para la próxima temporada. Sin embargo, Ian Mackay (La Coruña, 1986), que ha sido uno de los mejores durante esta campaña, podría irse de la Nueva Condomina, aunque tiene sobre la mesa una oferta para renovar. La afición le demostró su cariño frente al Melilla coreando su nombre tras una gran parada y espera que acepte prolongar su vinculación con el club para volver a dar puntos con sus actuaciones bajo los palos.

-¿Se ha arrepentido de firmar por el Real Murcia tras todo lo que ha pasado esta temporada?
-No me he arrepentido, pero en noviembre lo pasé bastante mal. Parecía que esto iba a echar el cierre y entonces piensas en esos otros equipos que me quisieron y que estaban ahí arriba para jugar 'playoff' y yo sin cobrar y viendo que en invierno me iba para casa, sin ningún euro en el bolsillo. También diciembre fue complicado, me quedé aquí porque pensaba que íbamos a ascender. Me habían dicho que íbamos a montar un equipo para conseguir luchar por el 'playoff'. Al final de enero nos quedamos muy mermados y me sentí un poco engañado. Además, la gente con la que me llevaba mejor se acabó marchando. Cada día que llegabas no sabías si iba a estar tu compañero de al lado.

-¿Le han ofrecido renovar?
-Sí, hablaron con mi agente el lunes. Yo digo la verdad, hasta el final de temporada quiero estar tranquilo y tener tiempo para pensar todo lo que quiero hacer. Prefiero no entrar en más detalles y que el tema del salario o las condiciones lo lleve mi representante, que es el que está hablando con el club. Yo le dije que intentara dejarme un poco al margen hasta que acabase la temporada.

-Sus saludos con los aficionados tras el partido contra el Melilla se interpretaron como una despedida.
-Eso lo quería explicar porque no es así. En Instagram me habló un chico que tiene un sobrino que hace muñecos míos y me los manda. Me pidió por favor si después del partido podía sacarme una foto con él y darle un abrazo porque era el último partido de la temporada y tenía miedo de que yo no siguiera. Fui a su asiento detrás de la portería y la gente, al ver que me acercaba, empezó a bajar para saludarme. Y después de corear mi nombre y de cómo me han respaldado, tenía que saludar a todo el mundo y sacarme fotos y todo eso. No fui a despedirme porque me pueda ir, no tiene nada que ver.

-¿Se siente querido en Murcia?
-Muchísimo. Me siento muy querido y los aficionados me lo hacen saber por redes sociales o cuando me ven por la calle. Yo estoy muy agradecido a la afición, no solo por lo que están haciendo por nosotros, también por todo lo que hicieron por el club para poder salvarlo y estar ahí.

-Dicen que ha sido el mejor del equipo esta temporada.
-Yo siempre digo que intento ayudar al equipo en todo lo que puedo. Los números están ahí, somos el tercer conjunto menos goleado. La defensa estuvo espectacular, tanto Charlie Dean, como Hugo Álvarez, David Forniés, Nahuel y José Ruiz. Todos los que jugaron ahí hicieron un trabajo muy bueno. Yo solo soy uno más para ayudar al equipo.

-¿Cómo vivió el fallo contra el Recreativo de Huelva?
-En el momento me di cuenta de que era un error muy grande. No podía venirme abajo, sé que es un estadio complicado y en ese momento íbamos bien y había mucha gente en las gradas. Si yo en la siguiente acción hubiera despejado mal o la gente hubiera visto que me superaba la situación, se podría pensar que no tengo confianza y que no sirvo para nada. Así que en la siguiente jugada me vino la pelota e intenté regatear al delantero. Al final me hizo falta pero ya lo había driblado, quería demostrar que tenía personalidad y me había repuesto.

-En el verano de 2006 jugó el trofeo Teresa Herrera con el Deportivo de La Coruña contra el Milan de Pirlo, Kaka e Inzagui, ¿cómo lo recuerda?
-Esa pretemporada fue muy buena, también nos enfrentamos al Benfica o al Sporting de Portugal. Ese año el Milan fue campeón de Europa y, sin contar con Modric, el Balón de Oro que consiguió Kaka fue el último antes de la era de Cristiano Ronaldo y Messi. Para mí fue un recuerdo muy bonito y tuve la suerte de hacer un buen partido. Que Riazor, el estadio del equipo del que yo soy desde niño, cantara mi nombre me llenó mucho.

-¿Qué cree que le ha faltado para jugar más en Segunda?
-No tuve suerte con las lesiones que es lo que se suele decir, pero es cierto. Además, mis decisiones tampoco fueron acertadas en algunos casos. Me fui del Dépor por un cabreo y al final se pelearon Munúa y Aouate, por lo que acabó jugando Fabricio que era suplente mío en ese momento. Cuando estaba en Segunda con el Sabadell iba a empezar jugando y una lesión en el último partido de pretemporada en la rodilla hizo que me acabasen quitando la ficha por una baja de larga duración hasta enero. Ese año se produjo la muerte de mi madre y fue todo muy malo. Rechacé ofertas porque estaba muy contento en Ferrol, el Leganés me llamó para ir a Segunda y también el Real Valladolid, pero quería subir a Segunda con el Ferrol porque creía que teníamos posibilidades. Fue una mala decisión porque al final el Leganés subió a Primera. Quizá la comodidad y la muerte de mi madre hicieron que tomara esas decisiones. No quería que mi padre se quedara solo en La Coruña al ser de otro país y antepuse lo familiar a lo deportivo y profesional.

-¿Por qué tiene doble nacionalidad española y escocesa?
-Mi padre es escocés, era capitán de barco y hacía paradas siempre en La Coruña. En uno de esos viajes conoció a mi madre y por eso tengo la doble nacionalidad. Después siguió trabajando en el mar pero se casaron y acabó haciendo su vida en Galicia. Llegué a ser seleccionado por las categorías inferiores de Escocia pero no pude ir y debutar por culpa de una lesión.

Fuente: La Verdad

viernes, 17 de mayo de 2019

El Real Murcia ata el fichaje de Juanra, mediocentro del Guijuelo

El Real Murcia recupera acento murciano. El mediocentro Juanra, nacido en Beniaján, también se alista al proyecto de la próxima temporada. Aunque las dos últimas campañas ha vestido la camiseta del Guijuelo, antes pasó por el Lorca Fútbol Club. Allí tuvo en Julio Algar a uno de sus principales propulsores. Le confió la conducción del juego en el filial lorquino, en Tercera División, y luego lo transportó al Segunda División "B", participando en el ascenso al fútbol profesional del club en esos momento en manos de Xu Genbao. Ese curso jugó 17 partidos. Algar es uno de los avalistas de esta operación que devuelve a Juanra a la Región de Murcia.

En el Guijuelo solo disputó 14 encuentros en su primera temporada, pero en la 2018-2019 se ha convertido en una pieza estructural, protagonizando 31 titularidades.

El futbolista, de 25 años, acaba contrato con el Guijuelo el próximo 30 de junio. Llega libre, por tanto.

Juanra repite el ejemplo de Iván Pérez, otro de los futbolistas ya comprometidos con el Real Murcia. Desde la zona noble de Nueva Condomina están haciendo una inmersión en el mercado futbolístico para detectar jugadores murcianos de acreditada solvencia en la categoría y cuyo precio se ajuste a los nuevos postulados presupuestarios, de mesura y raciocinio financiero.

Fuente: Onda Regional

El Murcia, muy cerca de fichar a Iván Pérez, lateral del Sanse

La primera incorporación para el nuevo proyecto del Real Murcia del curso próximo está al caer. El club grana tiene prácticamente cerrado el fichaje de Iván Pérez, lateral izquierdo murciano (nacido en El Palmar), de 26 años, que actualmente juega en el Sanse, equipo del grupo I de la Segunda "B", que dirigió la temporada anterior Julio Algar, hoy director deportivo murcianista.

Este es su itinerario durante los últimos años:
2011-12: Rayo Majadahonda
2012-13: La Hoya Lorca
2013-14: Atco. Madrid "B"
2014-15: Getafe "B"
2015-16: Yeclano
2016-17: Lorca Deportiva
2017-18: Yeclano
2018-19: Sanse

Fuente: Onda Regional

Julio Algar: «Tenemos que defender el escudo que llevamos con respeto y seriedad»

El entrenador del Real Murcia, Julio Algar, atendió a los medios de comunicación en la previa del Sevilla Atlético, donde afirmó que "tenemos un partido importante en Sevilla porque somos el Real Murcia y tenemos que defender el escudo que llevamos con respeto y seriedad".

Respecto al choque, el técnico señala las bajas de José Ruiz por un proceso febril y la de Nahuel, que continúa con la lesión. También ha confirmado que Parras ya se ha recuperado y que es posible su presencia en la convocatoria.

Todavía no hay una decisión firme sobre quién será el entrenador del club: "Tomaremos la mejor decisión para el Real Murcia. Yo no he venido a vender humo y queremos hacer un equipo competitivo para el año que viene".


Fuente: Real Murcia

Fran Bertomeu, la última irrupción de la cantera grana

Si en algo coinciden los jugadores, el cuerpo técnico, la directiva y la afición del Real Murcia es en el deseo de que el árbitro pite el final del partido el domingo en Sevilla para acabar la temporada. Quizá el único que no tiene esas ganas de finalizar es el lateral derecho Fran Bertomeu (Alicante, 2001) que está siendo la sensación de las últimas jornadas en el equipo grana. Debutó hace apenas tres semanas frente al Almería B en la Nueva Condomina y las buenas sensaciones que dejó y su trabajo durante la semana le valieron para que Julio Algar contara con él de inicio en Málaga, en lugar de José Ruiz. Junto a Josema, la gran sensación de la temporada en lo que se refiere a canteranos, formó allí la banda derecha grana que por edad, si ambos continúan su progresión, puede asentarse con el cambio de proyecto que quieren hacer desde la directiva pimentonera.

La apuesta por jugadores como Bertomeu puede servir para que la fuga de talentos de la 'factoría grana' no sea tan numerosa y, si a los jugadores les va bien, que sea el Real Murcia el que se beneficie de un futuro traspaso como sucedió con las ventas de Sergio Escudero y Kike García. Contra el Melilla, a pesar de ser el líder de la categoría, de nuevo Algar apostó por Bertomeu como titular como parte de su apuesta por la cantera, sin tener en cuenta que se trata de un juvenil de segundo año. El jugador respondió de manera más que convincente, sin dar la sensación de que tiene 18 años como se aprecia en su cara.

Su futuro pasa por Murcia tras renovar en febrero con Pedro Cordero como director deportivo y tramitarle el club ficha profesional. Bertomeu llegó a la Nueva Condomina como cadete procedente del Kelme tras pasar por el equipo de su pueblo, el Rafal. En el juvenil de División de Honor ha sido un fijo durante toda la temporada, mientras entrenaba con el primer equipo hasta que llegó su oportunidad. Apenas ha participado en unos cuantos partidos con el Imperial, por lo que su salto ha sido directo. También ha tenido un papel destacado con la selección murciana, con la que actuó como capitán en la consecución del subcampeonato de España sub-18.

Carácter y personalidad

Julio Algar explicó las razones por las que le dio la titularidad: «Yo no pongo a Escribano y Bertomeu para cubrirme las espaldas por si perdemos. Contra el Almería me demostró que tiene carácter y personalidad. Eso sí, también hay que saber llevar todo esto y a lo mejor esta semana no juega». Además, no descarta que pueda dar el salto al primer equipo sin pasar por el punto intermedio que es el Imperial: «Quizá no tenga que pasar del juvenil al Imperial, sino al primer equipo directamente. Dependerá de lo que nos interese en cada momento y de lo que veamos que es lo mejor para que crezca». El técnico madrileño no descarta nada para el siguiente curso, pero siempre con precaución: «Podría ser el titular la próxima temporada, pero tanto con él como con Josema hay que ir con cuidado. No se les puede meter presión desde el primer día».

El caso de Bertomeu recuerda a los de otros jugadores que han salido de la cantera del Murcia y ocupaban el puesto de lateral derecho. El primero que viene a la mente de cualquier aficionado del equipo grana es el de Mario Marín, que debutó con José Miguel Campos en la última jornada de la campaña 2008-09 en Segunda. Tras un año sin oportunidades, el trágico descenso en Montilivi le sirvió para poder ocupar una ficha del primer equipo con Iñaki Alonso, pero nunca logró hacerse de manera habitual con una titularidad que se disputaba con Ander Gago. Con el ascenso a Segunda llegó su año con más minutos, aunque siempre por detrás de Molinero en la temporada 2011-12. El siguiente curso sería su último en Murcia, y en el que tuvo menos oportunidades, debido a la competencia y a que no acabó de dar el paso adelante que se esperaba en su progresión. Después pasó por las canteras de Valencia y Atlético de Madrid, tuvo una etapa de tres años en el Recreativo de Huelva y esta temporada está en el Jumilla.

Otro caso que viene a la memoria es el del murciano Juan Pedro Pina. Debutó con apenas 19 años en un partido de Copa frente al Lorca Deportiva con Manolo Preciado. Tuvo que esperar casi cuatro años su oportunidad pero le llegó en Primera con Javier Clemente, con el que jugó en una goleada grana en la Nueva Condomina al Espanyol. Semanas después fue titular en el Bernabéu y repitió de inicio frente al Mallorca. No tuvo más oportunidades y en su trayectoria ha pasado por Sangonera, Alcoyano, UCAM, La Hoya y ahora forma parte del Recreativo de Huelva. Juanjo García, Álvaro Marín y Adrián Montesinos, que esta campaña está cedido en el Mérida y tiene contrato con el Murcia, son otros laterales derechos que han salido de la cantera grana y han tenido su oportunidad con el primer equipo como ahora Bertomeu.

Fuente: La Verdad

jueves, 16 de mayo de 2019

El Real Murcia piensa en Óscar Sánchez como entrenador

El Real Murcia quiere afinar en la elección de su entrenador para la campaña venidera. La plana mayor del Consejo de Administración se inclina por limitar las funciones de Julio Algar a la dirección deportiva, desempeño para el que fue contratado. Y una de las primeras tareas que deberá acometer Algar, en trabajo conjunto con el equipo de gobierno, es el fichaje de un nuevo técnico.

Uno de los nombres subrayados con lápiz rojo en la agenda del Real Murcia es Óscar Sánchez, con el que el club ya emprendió negociaciones en diciembre, cuando la necesidad era incorporar un director deportivo. El Consejo entendió que Pedro Cordero reunía más cualidades para la tarea a la consagró todos los esfuerzos la entidad: rebajar la masa salarial que había llevado al borde del colapso económico al Murcia. Una de las razones que también descabalaron a Óscar Sánchez en esa carrera fue que el exjugador grana prefería entrenar.

Óscar Sánchez actualmente trabaja de ayudante de José Manuel Aira, al que ha sido fiel en el Murcia, luego en el Sochaux francés y hoy en la Cultural y Deportiva Leonesa. Pero el cuadro leonés va a quedar fuera del 'play off', y las probabilidades que el tándem repita son escasas.
Julio Algar ya coincidió con Óscar Sánchez en la Cultural Leonesa. El todavía entrenador del Real Murcia dirigía al juvenil. La sintonía entre ambos era buena.

La próxima semana quedarán boca arriba más cartas. La imagen del Murcia, hoy todavía muy borrosa, empezará a siluetearse. El club ya ha firmado a tres futbolistas, y apalabrado a otros dos. Las tres incorporaciones ya cerradas, contrato de por medio, se produjeron hace varios días. El primer fichaje llegó antes del partido ante el Atlético Malagueño, que sonrojó a todo el murcianismo. Los otros dos, la semana siguiente.

Fuente: Onda Regional

Julio Algar: «No gusto a muchos, pero quiero ayudar»

Julio Algar apareció en la sala de prensa de la Nueva Condomina tras tumbar al Melilla con ganas de ajustar cuentas. Aunque para parte del entorno murcianista sus 11 puntos de 24 posibles en sus ocho partidos como técnico grana son un escaso bagaje, para el madrileño tienen mucho mérito por todo lo sufrido por el vestuario esta campaña. Para él la permanencia es un premio, aunque para la grada no sea el objetivo real de un club que ya se ha puesto a caminar de cara al futuro, aunque falte por resolver un gran enigma.

-¿Seguirá usted siendo el próximo año entrenador del Real Murcia?
- Ahora mismo no sé lo que va a pasar. Vine para llevar la dirección deportiva y ahora estoy a disposición del club. Debemos hablarlo entre el Consejo y yo, aunque asumir los dos cargos puede ser complicado.

-Pero, ¿quiere seguir de técnico?
-No es que no quiera abandonar el banquillo. Tenemos que analizar bien el perfil de entrenador que puede llegar. Si nos equivocamos en la elección, todo lo que hemos planificado no se llevará a cabo y eso sería un error. Si al final no ponemos a jugadores como Bertomeu, no hacemos nada. Si el entrenador que venga no tiene conexión plena con la dirección deportiva, no haremos nada. Hay que arriesgar con nuestra gente y manejar las claves para su formación. Si hay un entrenador que quiere mantener nuestra línea, podrá venir.

-Si no viene, ¿estaría preparado para asumir los dos trabajos?
-Alguien me tendría que echar una mano, porque también hay que conocer muy bien el mercado. Pero sí se pueden compatibilizar los dos cargos si las tareas están muy ordenadas y si no encontramos el perfil que queremos. Pero lo que hagamos no será bueno para Julio Algar, será bueno para el Real Murcia.

-Loreto estuvo viendo al Murcia en Jumilla, ¿es una pista?
-Loreto puede ser un candidato. Lo que niego es que viniera a Jumilla por ese motivo. Es un enfermo del fútbol. Estaba en Murcia porque el Zaragoza no jugaba. Si hubiéramos querido esconderlo, no hubiera ido, ya que el partido lo televisaban. Luego nos vimos y cenamos en un centro comercial, y tampoco nos escondimos. Pero puede haber más gente que esta ahí y que es candidata.

-¿Como Adrián Hernández, actual entrenador del Churra?
-No es descartable que pueda venir un técnico desde Tercera. Se me han ofrecido entrenadores que han entrenado en Primera, pero no los veo, no están en la sintonía del club. Quizá Adrián Hernández pueda funcionar en el Real Murcia, por qué no.

-En todo caso, el cargo de director deportivo no lo va a abandonar.
-Desde que llegué estamos trabajando en la dirección deportiva y seguro que seguiré el próximo año. Echamos muchas horas y sabemos que va a ser complicado y difícil. Sabía que no iba a ser fácil. Tenemos que hablar con los jugadores y saber lo que queremos de cada uno de ellos.

-¿No siente presión por tener que construir el nuevo Real Murcia?
-Desde que estaba en el Madrid con 10 años he tenido presión. No gustaré a muchos, pero voy a intentar ayudar al Murcia. Cuando me vaya, mi conciencia estará tranquila.

-Nunca ha hecho un trabajo similar, a pesar de haber sido ojeador del Barcelona y el Espanyol.
-No es el mismo trabajo, pero sí he negociado y he hecho otras cosas con mucha discreción. Si no, no hubiera durado ni cinco minutos en esos dos clubes. No tenía un despacho, pero negocié con muchos futbolistas para que fueran a esos equipos.

-Con la plantilla con la que acabará la Liga el Murcia, ¿no debería haber quedado mejor clasificado?
-Llegamos en un tramo de Liga en el que se notó que la plantilla era corta. Se podían haber hecho las cosas diferentes en enero. David Sánchez, al que le está pagando el Murcia, podría estar aquí, ya que había fichas de sobra. Igual que Marcos Legaz, un jugador que está en el Imperial, que no es sub-23 y que podría haber jugado con el primer equipo.

-Eso es un palo a Cordero.
-Se hicieron cosas bien. Se quitó deuda, pero es cierto que no sirve de nada renovar o dejar de renovar futbolistas si metemos más gasto para el próximo año. Como con los porteros, que teniendo dos con contrato fichamos otros dos más para el siguiente. Es una herencia que hace que el año que viene tengamos cuatro porteros. Es poco entendible. Y hay cedidos a los que pagamos y podrían estar aquí.

-¿Qué va a pasar con los futbolistas con contrato que tienen sueldos inasumibles para el club?
-Después del partido contra el Sevilla Atlético nos reuniremos con ellos para que cada uno sepa su situación, igual que los que tenemos fuera. Saben la situación real del club, nadie les va a engañar ya. Hay muchos que me gustaría que se quedaran, aunque no hayan estado al mejor nivel. No podemos echarlos, tienen contrato.

-¿Y con Juanma Bravo? ¿Teme que se vaya a otro club?
-En los 8 partidos conmigo ha jugado más que en los 29 anteriores. Está claro que confío en él. Pretendemos tener gente comprometida, y si es de la cantera mejor. Tiene que decidir qué es lo que quiere, pero no puede dudar de nosotros. No vamos a comprometernos con él a cosas que no podremos hacer.

-El que parece más cerca de marcharse del Murcia es Ian Mackay.
-Tenemos cuatro porteros con contrato. Sería bueno que se quedara, pero no depende de nosotros. Tiene que valorar muchas cosas, aunque sabemos que está muy a gusto aquí. Me comentó que iba a esperar a que terminara la Liga. Es honrado y buen profesional. Ojalá se quede.

-¿Cree que Aquino volverá a vestir la camiseta del Murcia?
-Tiene que volver si no pagan la cláusula. No sabemos si querrá regresar. Si lo hace, hablaremos con él. Ahora hay otras prioridades.

-¿Ha intentado quitar presión a sus jugadores creando buena ambiente en el vestuario?
-Alguno se podía haber borrado porque estaba tocado físicamente, pero querían ayudar al equipo y han aguantado. Por ejemplo, Del Bosque fue mi entrenador y nunca sacó el látigo, a pesar de que lidió con situaciones difíciles.

Fuente: La Verdad